10 consejos para llevar una buena relación con tu roommate

triada llevar buena relacion con tu roommate

A muchos jóvenes o estudiantes que van a alquilar un departamento les preocupa si se van a llevar bien con su compañero de piso. Es una situación que genera incertidumbre, pero vivir con un roommate puede ser una experiencia gratificante. A continuación, Triada Inmobiliaria te presenta 10 consejos para llevar una buena relación con la persona con quien vivas en tu futuro inmueble en Jesús María.

1. Comuníquense de manera clara desde el primer momento

llevar buena relacion con tu roommate comunicarse

¡Probablemente, este sea el consejo más importante para cualquier tipo de relación! Como compañeros de piso, compartirán un espacio pequeño por un buen tiempo y deberán respetar las necesidades y preferencias de cada uno. 

¿Qué tipo de persona eres? Quizás, te gusta mantener tu espacio limpio y ordenado, a comparación de tu roommate. O, tal vez, disfrutas escuchar música mientras estudias, pero tu compañero puede preferir la tranquilidad. Probablemente, necesite un momento de tranquilidad en las mañanas antes de comenzar su día. 

No esperes a que tu compañero con el que vives adivine esto. Comunícale tus necesidades, preferencias y expectativas tan pronto como sea posible. Esto evitará que surjan conflictos después.   

2. Resuelve los problemas de inmediato

Resuelve los problemas pequeños para que no lleguen a mayores. ¿Tu roommate está haciendo algo que te molesta? ¿toma tus cosas sin tu permiso? ¿deja el departamento moderno donde viven hecho un desastre muy seguido?

Trata estos problemas ni bien se presenten. Será más fácil abordar estas cuestiones de forma tranquila y amigable. De esta manera, tu compañero no notará que hay un problema. Es más fácil solucionar un conflicto cuando es pequeño. No esperes corregirlo cuando se haya convertido en un mal hábito.  

3. Respeta sus cosas

llevar buena relacion con roommate respeta cosas

Parece obvio, pero quizás este sea el problema más común que surge cuando convives con otra persona en el mismo techo. Sus cosas, por más que estén en la misma casa, no te pertenecen. Nada te da derecho a tocarlas y viceversa. Siempre pregúntale si puedes usar o tomar prestados sus artículos. 

Tampoco puedes comerte su comida. Ningún roommate debería guardar su comida con candado o algo por el estilo. Si compras tu propios alimentos y no coges los de él o ella, todo estará bien. Si te toca vivir con un compañero que no sigue esta regla, es probable que tengas que establecer ciertos límites. 

4. Ten cuidado cuando recibas invitados

Quizás eres una persona extrovertida que le gusta reunirse con sus amigos, pero tu roommate es todo lo contrario: le gusta estudiar. Como consecuencia, invitar a un grupo de amigos o compañeros de clase a la casa, puede ser irritante. 

Conversen acerca de estos asuntos. Tal vez, pueden alternar los días en que uno invita a sus amigos o establecer horarios de visita. Asimismo, asegúrate de no traspasar los límites cuando invites personas a la casa. Por ejemplo, no hagan bulla hasta altas horas de la noche, no permitas que otras personas cojan artículos de la biblioteca, no dejes platos sucios en la cocina, etc.

5. Cierra con llave la puerta del departamento

Imagina que tu compañero sale un momento a comprar comida y se olvida de echarle llave a la puerta. Luego, regresas y te das con la sorpresa de que tu laptop y estéreo desaparecieron de manera misteriosa.

¿Cómo te sentirías? No importa si vives en un departamento pequeño o grande, cerrar las puertas con llave es muy importante para mantener resguardada tu propiedad. Recuerda que no solo estás protegiendo tus cosas, sino también los objetos de la persona con la que convives.

6. Sé amable

Es posible que no sean los mejores amigos, pero respeten el espacio de cada uno. Tratar de tener una relación de mejores amigos forzosa solo causará tensión e incomodidad entre ambos. Por este motivo, sé amigable y asegúrate de que cada uno viva su propia vida y tenga su propio círculo de amistades. 

Si te toca vivir con alguien que te pide favores a menudo o te sigue a todos lados, hazle saber que necesitas privacidad de manera amable y educada. Podrías, por ejemplo, mantener la puerta de tu habitación cerrada cuando te encuentres ocupado y quieres estar a solas y abrirla cuando estés disponible. De esa manera, tu roommate respetará tu espacio.

7. Ten una mente abierta

Es posible que tu roommate tenga una manera de pensar completamente distinta a la tuya. Incluso, puede provenir de otra cultura y tener un estilo de vida, una ideología y una perspectiva diferente. Por ende, respeta su manera de pensar y las diferencias que pueden existir entre ustedes. Si lo haces, te darás cuenta de que será una experiencia muy gratificante para tu vida.

8. Trata a tu roommate como te gustaría que te traten

Vivir con una persona desconocida en un mismo lugar puede ser una experiencia desafiante y quizás no sepas cómo resolver un problema entre ambos.

En caso de dudas, sigue la regla de oro: trata a tu compañero como esperas que te traten. De esa manera, sin importar lo que suceda, sabrás que lo habrás tratado de manera respetuosa y no tendrás que lamentar nada.

9. Conózcanse

Es muy importante que tu roomate y tú se conozcan bien y una manera de hacerlo es salir a conversar. Algunas personas les toma tiempo formar un vínculo con otras y la mejor forma de hacerlo es realizando una actividad que ambos disfruten. 

Por ejemplo, pueden ir a tomar un café, almorzar, cenar o jugar un juego de mesa. De esta manera, tendrán tiempo suficiente para hablar (algunas veces, de las cosas que suceden en casa) y para aprender más sobre el otro. Además, tendrán más confianza y posiblemente formen un vínculo de amistad.

10. Repártanse los deberes

Este tema puede ser motivo de conflictos en una relación amigable. Si bien ambos tienen la obligación de mantener las áreas comunes limpias y ordenadas, deben ser conscientes de la distribución de los quehaceres. 

Si ves que tu compañero limpia el lavadero, debes hacerlo tú la próxima vez. Los mismo aplica para sacar la basura, limpiar el baño y ducha, trapear el piso y otras tareas que nadie quiere hacer, pero se tienen que realizar.

Si bien todos estos tips funcionan de maravilla y son muy útiles, la clave para llevar una buena relación con tu roommate es tener una buena comunicación y ser responsable. Procura poner en práctica todos estos consejos y goza de una convivencia tranquila en tu departamento nuevo.  

En Inmobiliaria Triada, contamos con los departamentos ideales para que inviertas en tu futuro hogar. ¿Quieres más información sobre nuestros proyectos? No dudes en contactarnos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *